Reseña - Soul Retrieval: Mending the Fragmented Self, de Sandra Ingerman

Soul Retrieval: Mending the Fragmented Self, que puede traducirse como Recuperación del Alma: recomponiendo el Yo fragmentado, es un libro de Sandra Ingerman, una reconocida autora de obras centradas en el chamanismo y la conexión con la Tierra. Su trabajo le ha llevado al reconocimiento de ser una de las 10 mejores líderes espirituales de 2013 por la revista Spirituality and Health Magazine.

La temática de este libro gira en torno a la fragmentación del alma, un proceso que afecta a buena parte de la población actual y que acarrea problemas como traumas, bloqueos o miedos de un hecho pasado que se materializan en el presente. A lo largo de la obra, Sandra Ingerman comenta las posibles causas y efectos de la pérdida de fragmentos del alma para luego centrarse en el proceso de recuperación del alma, explicando cómo llevarlo a cabo y qué ha de tenerse en cuenta durante la ceremonia.

Esta obra se encuentra estructurada en tres partes. Para comenzar, se analizan conceptos básicos relativos a la pérdida del alma y su recuperación, así como el proceso de búsqueda de los fragmentos perdidos. Después, la autora se centra en la técnica y detalla varios casos en los que se hace necesario aplicar una recuperación de alma, además de añadir algunas técnicas relativas a situaciones más complejas, como ocurre con el robo de fragmentos del alma. La última parte de este libro está centrada en las vivencias tras la ceremonia. En ella, se analizan los efectos de la recuperación del alma en las personas, se comentan algunos casos de cómo los pacientes mejoraron sus relaciones con los demás y se incluyen algunos consejos para aplicárselos a uno mismo tanto si se es sanador que lleva a cabo la ceremonia, como si se es un paciente dispuesto a recibirla.

De Soul Retrieval: Mending the Fragmented Self hay algo muy importante que destacar, y es la enorme cantidad de ejemplos y casos prácticos que la propia Sandra Ingerman ha vivido. Narrados en primera persona, explica las dificultades que a veces ha tenido y cómo actuó en cada caso, resultando muy útiles para el lector que busca conocer los entresijos del proceso de recuperación de alma. Al combinarse el contenido teórico del libro con las propias experiencias de la autora, la lectura de esta obra se hace especialmente interesante y amena. Así, el lector encontrará esta obra especialmente novedosa, ya que ésta apuesta por un contenido centrado en la persona y su bienestar físico, mental y espiritual, algo muy a tener en cuenta cuando se está realizando una sanación tan íntima y personal como es la recuperación de alma.

En definitiva, si eres un practicante de la senda chamánica y quieres conocer en profundidad los detalles de la ceremonia de recuperación de alma, no dudes incluir este fantástico libro en tu biblioteca mágica. La información contenida en él aporta mucho al lector y está especialmente bien explicada.

Soul Retrieval: Mending the Fragmented Self tiene 240 páginas, está publicada por la editorial HarperCollins Publishers, su ISBN es 9780062504067 y puede encontrarse por unos 12€. El índice del libro, para todos aquello que puedan estar interesados en los contenidos del mismo, es el siguiente:

Introducción

Parte I: El Alma y la pérdida del Alma
Capítulo 1: Pérdida del Alma
Capítulo 2: Recuperación del Alma
Capítulo 3: Rastreando Almas perdidas

Parte II: La búsqueda
Capítulo 4: Cuestión de técnica
Capítulo 5: Ejemplos clásicos de recuperación del Alma
Capítulo 6: La comunidad
Capítulo 7: Cuando las Almas han sido robadas

Parte III: Bienvenido a casa: Sanando a través de la plenitud
Capítulo 8: Efectos de la recuperación del Alma
Capítulo 9: Relaciones y cuestiones sexuales
Capítulo 10: La vida tras la recuperación del Alma
Capítulo 11: Preparación para el regreso de tu propia Alma

Epílogo
Apéndice A: La enfermedad desde una perspectiva chamánica
Apéndice B: Talleres de entrenamiento chamánico

Usos y aplicaciones del Tarot en la actualidad

En los últimos años ha surgido una gran cantidad de terapias y talleres que utilizan el Tarot como una herramienta de análisis personal, como un camino de sanación o como una forma de expresión de las ideas y los sentimientos que el individuo no es capaz de externalizar. Todas estas opciones no tienen otro destino que el empoderamiento de las personas, el cual les ayudará a tomar decisiones que les permitirán tomar las riendas de sus vidas, alcanzando así la plenitud en su existencia. Así pues, considerando entonces la importancia espiritual del Tarot hoy en día, puede deducirse que éste nos ofrece un amplio abanico de posibilidades más allá de su uso adivinatorio.

A continuación haré un pequeño análisis de algunas de estas posibilidades, si bien el panorama del Tarot en la actualidad está en un constante cambio y, sin duda alguna, en el futuro aparecerán muchas más. Al fin y al cabo, cualquier persona con el suficiente nivel de conocimiento e interés puede desarrollar su propio sistema de trabajo personal con esta herramienta tan versátil como es el Tarot.


El Tarot como herramienta de crecimiento personal

En la actualidad, cada vez más terapeutas están utilizando el Tarot para analizar con mayor detalle los aspectos más profundos del individuo, así como sus propios sentimientos, sus objetivos en la vida y sus problemas más íntimos. Los símbolos de las cartas parecen entrar en contacto con algo muy profundo dentro de cada persona, lo que facilita el acceso a su Yo Superior y le permite expresarse de una forma mucho más directa. 

Una aplicación del Tarot como herramienta de crecimiento personal fue demostrada por Art Rosengarten, un conocido psicólogo que presentó en un simposio en California una ponencia titulada El uso de Tarot como un espejo en discordia doméstica, en la que explicó los resultados de su estudio piloto sobre el Tarot aplicado a investigaciones sobre la violencia en el hogar. 

Para ello, expuso un breve análisis de cinco grupos de individuos en tratamiento por haber protagonizado episodios de violencia doméstica, los cuales accedieron a lecturas de Tarot que se centraban en asuntos relacionados con su persona y sus problemas de pareja. Como resultado principal de esta experiencia, se puso de manifiesto la capacidad de los individuos de mirar las cartas y ver reflejadas sus historias, su personalidad y sus acciones. Estos pudieron, además, identificar su propia realidad y analizar todos los problemas derivados de ella. En otras palabras, las cartas permitieron a estos hombres dar un sentido a lo que no podían explicar hasta el momento con palabras.

De esta forma, puede comprobarse que el Tarot no se limita exclusivamente a la adivinación, sino que ha ido más allá al ser utilizado como una herramienta de análisis personal que permite reconocer y expresar aquellos patrones y formas de comportamiento que de los que no siempre es consciente el individuo. 


El Tarot como camino de sanación

Además del autoconocimiento y el crecimiento personal, el Tarot ofrece la posibilidad de sanar traumas, bloqueos y heridas emocionales con la misma eficacia que muchos otros métodos de sanación más conocidos. 

Hoy en día, prácticamente todo el mundo ha pasado por alguna experiencia, más o menos intensa, que le ha causado algún tipo de problema a nivel emocional. La muerte de un ser querido, la ruptura de una relación, un accidente, una enfermedad o un cambio inesperado en la vida del individuo pueden ocasionar ciertos bloqueos a diversos niveles que, de alguna forma, no pueden ser sanados. En consecuencia, la persona afectada puede llegar a vivir de forma apática, con la sensación de que le falta algo o incluso gobernada por los miedos y experiencias nefastas del pasado. En este caso, se puede trabajar con el Tarot como herramienta adivinatoria para llegar a la raíz del problema y comprenderlo en su totalidad. Unas cuantas tiradas permitirán conocer los orígenes del mismo, así como los ámbitos de la vida a los que éste afecta. 

Una vez acotado el problema, las cartas del Tarot pueden ser utilizadas a modo de puerta interdimensional hacia otros planos de la existencia en los cuales se podrá realizar el trabajo de sanación, que puede incluir desde meditaciones con los Arcanos y proyecciones en el interior de las cartas, hasta técnicas más complejas. Meditar con una carta determinada es un ejercicio muy simple, pero que puede ayudar a comprender las situaciones y sanar los sentimientos adversos que éstas nos producen, mientras que un trance profundo para establecer comunicación con los personajes de las cartas puede ser útil para obtener respuestas de forma directa.


El Tarot como elemento de la práctica mágica

Otra posible aplicación del Tarot es su uso en determinado hechizos y rituales con un propósito determinado en los cuales se utilizan las cartas en representación del problema a solucionar, el objetivo a alcanzar o aquello que se desea cambiar. Aquí os propongo un par de ejemplos del uso del Tarot como elemento de la práctica mágica cuyos efectos he podido comprobar personalmente.

Un uso bastante frecuente es en el ámbito académico ante la proximidad de las evaluaciones. Muchos estudiantes paganos realizan antes de la temporada de exámenes un pequeño ritual en el que incluyen la carta de la Sacerdotisa para aumentar su capacidad de comprensión y concentración durante las semanas que han de pasar estudiando a fondo. Tras el ritual, es habitual colocar dicha carta en el escritorio junto a una vela azul oscuro y concentrarse en ellas durante unos minutos antes de comenzar cada día con la sesión de estudio. De esta forma, las energías de este Arcano fluyen durante el tiempo de estudio, integrando el conocimiento y favoreciendo su retención.

La combinación del as de bastos y el dos de copas es un símbolo inequívoco de fertilidad y augura un embarazo inminente, por lo que estas dos cartas pueden emplearse en rituales que hagan uso de la magia simpática para atraer la fertilidad a la pareja y favorecer la fecundación. Si se añade el tres de copas, se otorgará una carga extra de alegría y otros sentimientos positivos a la situación. Ha de recordarse que la magia simpática es aquella que se basa en la idea de que elementos que tienen cualidades similares a otra cosa se pueden utilizar como representación de esa otra cosa, y pueden ser usados para lograr un efecto mágico. 


El Tarot como sistema de adivinación

Evidentemente, el uso del Tarot como herramienta adivinatoria es el más conocido de todos. Las 78 cartas que lo forman ofrecen un amplio abanico de imágenes cargadas de simbología que permiten encontrar respuesta a las preguntas formuladas por el individuo.

Si bien resulta interesante tomar estas respuestas como consejo, éstas no deberían condicionar la vida de las personas, ni tampoco deberían ser consideradas como algo inamovible. Las personas y las situaciones están en continuo cambio y una ligera variación en el trascurso de un acontecimiento puede cambiar radicalmente su desenlace. Por ejemplo, si una persona consulta acerca de la probabilidad de aprobar un examen importante, el cual tiene en tres semanas y apenas ha estudiado, es muy probable que la respuesta augure un suspenso. No obstante, si esta persona a raíz de la lectura de cartas se aplica y decide ponerse a estudiar a fondo, es posible que acabe aprobando. ¿Se equivocó el cartomante? No, simplemente la persona decidió conscientemente cambiar su destino.


¿Conocías estos usos del Tarot? ¡Déjanos un comentario contando cómo lo utilizas tú!

Nuhmen Delos~

Esbat de Luna Llena - Septiembre

Cambios drásticos llegan en septiembre con el final del verano, que cede paso al otoño en el equinoccio, fecha en el que el día y la noche se igualan. Los árboles se tiñen de tonos dorados, naranjas y marrones, las hojas comienzan a caer y el viento nos acompaña durante el atardecer.

Esta época del año es buena para soltar todo aquello que no necesitamos a la par que nos preparamos para la época oscura del año. Seguimos recolectando todo lo bueno de los meses previos, dando las gracias por todo lo recibido, a la vez que liberamos energías excedentes para sumirnos en la oscuridad durante esta nueva etapa que se avecina.


¿Qué podemos hacer en septiembre para celebrar para nuestro ritual de Luna Llena?

Confeccionar guirnaldas de hojas. Nada mejor para integrar la naturaleza en tu hogar que incorporándola a la decoración. Recoge hojas secas y elabora una guirnalda con la que decorar la zona ritual. Cada vez que añadas una hoja, repite mentalmente un deseo. Siempre el mismo, una y otra vez. ¡Lo verás cumplido cuando no te lo esperes!

Honrar el equilibrio. El equinoccio de otoño iguala la duración del día y la noche, por lo que puedes aprovechar esta época para pedir a tus deidades o a tus guías que aporten equilibrio en tu vida. No hace falta un rito complejo para ello, basta con elevar una plegaria bajo la luz de la Luna llena y deja que el Universo haga el resto.

Decorar tu altar con motivos otoñales. Deja que la magia del otoño entre en tu casa e impregne tu vida. Pon telas de tonos anaranjados en tu altar y decóralo con velas a juego. También puedes añadir espigas y frutos de la estación como granadas, nueces y castañas. En lugar de flores, coloca hojas y ramas secas en los jarrones.

Liberar el pasado. Al igual que los árboles se desprenden de sus hojas, este plenilunio es un buen momento para deshacernos de aquello que no necesitamos. Quema los trozos de papel, restos de velas y bolsitas de hierbas de hechizos pasados y hazte el propósito de liberarte de todo hábito o costumbre que no te aporte algo positivo.

Buscar un nombre propio para esta Luna. Asociados a cada plenilunio hay muchos nombres que varían según la zona, las costumbres y las tradiciones. La luna Llena de septiembre es muy conocida como la Luna de la Cosecha, la Luna de la Cebada o la Luna del Maíz. ¿Te animas a buscarle un nombre personal?

Nuhmen Delos.