Esbat de Luna Llena - Noviembre

La oscuridad extiende su dominio de forma muy perceptible durante el mes de noviembre. El sol comienza a caer a media tarde, dando paso a unas noches cada vez más largas que nos invitan a buscar refugio en nuestro propio interior.

Sin apenas presencia de las fuerzas de la naturaleza en nuestro entorno y aprovechando el nuevo giro de la Rueda del Año tras Samhain, esta Luna es un momento de serenidad y contemplación muy adecuado para celebrar nuevos comienzos, escoger los objetivos de este giro de la Rueda y de purificar nuestro hogar en un tiempo en el que nos encontramos más que nunca flotando entre los mundos y empapándonos de sus energías.


¿Qué podemos hacer en noviembre para celebrar para nuestro ritual de Luna Llena?

Purificar tu hogar. Nada mejor que comenzar el año nuevo pagano con un hogar libre de energías estancadas. Limpia en profundidad, ordena armarios y estanterías, deshazte de lo que no necesitas y friega a fondo. Para terminar, quema hierbas como ruda, salvia o romero para eliminar las energías no deseadas.

Contactar con espíritus. Este mes es el más adecuado para contactar con las personas que han partido. Puedes invocarlas y pedirles que vengan a ti en sueños o meditaciones para conversar con ellas, honrar su presencia, expresarles tus sentimientos u obtener respuestas si así lo necesitas.

Abrazar tu sombra. Date un baño ritual a la luz de las velas y al salir de la bañera detente frente al espejo y mírate. ¿Qué elementos de tu vida son los que te frenan para ser feliz? ¿Qué puedes hacer para cambiarlos? Muchas veces eres tú la causa de todo lo que te sucede... estás a tiempo para dar un giro a tu vida.

Explorar durante la noche. Espera a que la Luna esté alta en el cielo, abrígate y sal a la calle a empaparte de sus energías para empezar el año con las pilas cargadas. Disfruta del silencio de la noche y las maravillosas sensaciones que el campo o la ciudad nos ofrecen cuando no están iluminadas por el Sol. 

Buscar un nombre propio para esta Luna. Asociados a cada plenilunio hay muchos nombres que varían según la zona, las costumbres y las tradiciones. La luna Llena de noviembre es muy conocida como la Luna de Luto, la Luna del Castor o la Luna Helada. ¿Te animas a buscarle un nombre personal? 

Nuhmen Delos.

Meditación para Samhain: La niebla entre los mundos

Esta meditación está diseñada para conectar con las energías del Sabbat de Samhain a través de la interacción con la naturaleza. En ella, descubrirás que los cambios que se producen en el medio natural con el giro de la Rueda del Año también pueden ser honrados a través de una meditación guiada tan sencilla como esta.

Preparación: Se aconseja realizar esta meditación cuando el sol ya haya caído y la noche de Samhain haya comenzado. Abre la ventana y deja que la brisa fresca del otoño entre en la habitación. Pon algo de incienso, apaga las luces y prepárate para este viaje.


Comienza despejando y liberando las energías excedentes de tu cuerpo, sintiendo cómo un suave viento se arremolina en torno a ti, eliminando todo aquello que no necesitas en este momento.

Visualízate en un bosque de ribera, caminando cerca de la orilla de un río a medianoche. La tenue luz de la Luna y las estrellas ilumina suavemente el entorno, proporcionando un brillo fantasmal al ambiente que te rodea. Siéntate en una gran piedra que hay junto al río y mete los pies en el agua si así lo deseas. Respira suavemente y déjate llevar mientras escuchas el murmullo del río, interrumpido únicamente por el ulular de algún búho cercano. Sigue respirando pausadamente y céntrate en conectar con las energías dominantes en Samhain, prestando atención a cualquier cambio que notes.

Cuando sientas que ha llegado el momento, ponte de pie en la roca. Una niebla densa está avanzando por el bosque, rodeándote y engullendo todo a su paso. Ya no ves más que los árboles y la vegetación cercana a ti, así como las proximidades de la orilla del río. A medida que la niebla avanza lenta e inexorablemente hacia ti, sientes como el velo entre los planos de la existencia se hace cada vez más fino. Abre tus brazos y fúndete con la niebla, camina entre el mundo de los humanos y los reinos de los espíritus.

Ahora, es el momento de invocar a las entidades de este lugar. Susurra una pequeña invitación a los espíritus para que se acerquen a ti y deja que el viento lleve tu mensaje hacia ellos. Deshazte de toda preconcepción que puedas albergar en tu mente, pues éstos se te pueden presentar de la forma más inesperada. No tengas miedo, pues los espíritus de la zona que vendrán son los de los animales, plantas y guardianes del lugar. Una vez que alguno se haya manifestado ante ti, preséntate, dile que estás aquí para honrar este momento de la Rueda del Año en plena naturaleza y pregúntale si tiene algún mensaje para ti. 

Tras obtener el mensaje, puedes hacer alguna pregunta más si así lo deseas. Una vez que hayas terminado, agradece la presencia, despídete y deja alguna ofrenda en la misma roca para los espíritus del lugar. Esto puede ser algo de comida, una vela, e incluso insuflar un poco de tu propia energía en la piedra para que se recargue y la irradie sutilmente por todo el entorno cercano.

Tras depositar tu ofrenda, descubrirás que el banco de niebla se ha disipado inesperadamente. Observa la decadencia de la naturaleza: árboles que entrelazan sus ramas desnudas mientras las flores, ya marchitas, se descomponen en el suelo. Los pocos animales que quedan activos acechan en sus guaridas en busca de alguna presa y solamente alguna planta otoñal, así como unas pocas setas, parecen ser las últimas señales de vida en el entorno. A su vez, el agua del río fluye constantemente recordándonos que nada es eterno y que este período de muerte es necesario para poder renacer. Cuando hayas terminado de reflexionar sobre todo esto, respira profundamente, abre los ojos y libera las energías excedentes. 

¡Feliz Samhain!

Nuhmen Delos ~

Samhain en la cocina: Bebidas, comidas y postres para tu celebración

El velo entre los mundos se desvanece en Samhain, preparándonos para comenzar ese viaje introspectivo a través de la mitad oscura del año. La naturaleza nos muestra su más cruda decadencia, el frío comienza a colarse en nuestro hogar y las Diosas oscuras nos acogen bajo su manto mientras invocamos a nuestros seres queridos que ya no están con nosotros. La cálida luz de las velas y las calabazas ilumina la cocina mientras pensamos en el banquete posterior al ritual. ¡Es hora de sacar los ingredientes y encender los fogones, toca ponernos manos a la obra!

Athe de Iberia, Christian Ortiz, Haku Kogarashi, Heru Palas, Laura González, Nuhmen Delos y Yaxley Black hemos unido nuestros conocimientos y te planteamos una serie de bebidas, comidas y postres para tu celebración de Samhain. ¡Allá vamos!



Sidra de los Ancestros
Receta de Heru Palas 


Nada mejor que una bebida con los ingredientes necesarios para favorecer el contacto con otros mundos y poder comunicarte con tus seres queridos del otro lado del velo durante tu celebración de Samhain. Sin duda, un trago de Sidra de los Ancestros te hará vivir un momento único en una noche tan especial. ¿Te atreves a probarla? 

Ingredientes y materiales necesarios 

500 ml de sidra de alta graduación 
50 ml de licor de manzana 
20 g de menta fresca 
10 g de clavo de olor 
Una botella de cristal 

Preparación 

Antes de comenzar a elaborar el licor, lava bien la botella con agua y jabón para evitar la contaminación de la bebida. Es recomendable llenar la botella de agua con un poco de lejía, dejarla reposar una media hora y posteriormente aclarar con abundante agua. 

Una vez lista la botella y reunidos todos los ingredientes, lava la menta fresca y elimina los tallos, quedándote únicamente con las hojas, las cuales han de triturarse muy finamente. A continuación, tritura 5 gramos de clavo de olor y mézclalo bien con la menta. 

Ahora, introduce la mezcla preparada en el interior de la botella y rellénala con la sidra y el licor de manzana. Es importante que la botella quede siempre lo más llena posible para evitar la presencia de aire en el proceso y, con ella, la proliferación de bacterias. Una vez hecho esto, tápala y déjala macerar durante diez días. 

La maceración es una técnica que permite extraer los principios activos de una planta en un líquido, transfiriendo a éste las propiedades y el sabor de los ingredientes utilizados. En este caso, nuestra sidra tendrá un toque de menta y nuez moscada, ingredientes muy adecuados en esta fecha por elevar la vibración espiritual y facilitar el contacto con los espíritus. 

Una vez pasados los diez días, cuela la mezcla, vuelve a lavar la botella e introduce de nuevo el líquido ya filtrado, añadiéndole los cinco gramos de nuez moscada restantes. 

Deja macerar la sidra cinco días más y estará lista para consumir. 

El consejo de Heru 

Si quieres potenciar más los efectos de la Sidra de los Ancestros, puedes añadir una pizca de artemisa a la mezcla, aunque ésta proporciona un sabor algo amargo al licor. En cuanto a la presentación de esta bebida, a pesar de que hay sidras que pueden calentarse, es mejor consumir esta lo más fría posible. 


Batido especiado de calabazas encantadas 
Receta de Nuhmen Delos 


Si las calabazas van a formar parte de nuestro ritual, es una muy buena idea limpiarlas energéticamente y consagrarlas antes de tallarlas. Así, tanto la calabaza resultante como la pulpa que hemos extraído de ella estarán imbuidas de unas energías muy especiales que podremos liberar durante nuestro ritual. ¿Qué tal si hacemos un batido especiado con el que recargar las pilas en Samhain? 

Ingredientes 

Una calabaza mediana 
500 ml de agua de coco 
Canela en polvo 
Gengibre en polvo 
Cardamomo 
Azúcar o stevia al gusto 

Preparación 

Si así lo deseas, puedes consagrar y cargar tu calabaza con las energías de la estación dentro de un marco ritual antes de comenzar a preparar el batido. Una vez hecho esto, realiza un corte circular en la parte superior de la calabaza, creando así una tapadera. 

Con una cuchara resistente y mucha paciencia, ve extrayendo toda la pulpa de la calabaza, realizando movimientos circulares en el interior de la calabaza. Los primeros intentos son los más difíciles pero, una vez que la calabaza tiene una superficie regular por dentro, será más fácil deslizar la cuchara y extraer la pulpa. 

Cuando tengas toda la pulpa, ponla en un cuenco y métela durante unos cuantos minutos en el microondas para cocerla y suavizar la textura. 

Ahora, mezcla entre 150 y 250 g de calabaza cocida con el agua de coco, dependiendo de lo espeso que quieras el batido, y tritúralo bien durante varios minutos con la ayuda de una batidora hasta obtener una textura suave. Filtra la mezcla y vuelve a ponerla en el vaso de la batidora, añadiendo azúcar o stevia al gusto, una cucharada de canela en polvo y una cucharadita de jengibre y cardamomo, batiendo todo durante un minuto más. 

Para terminar, puedes colar nuevamente el batido si así lo deseas antes de meterlo en el frigorífico. Si te gustan los batidos algo espesos, no hace falta que lo cueles por segunda vez. Mientras se enfría el batido, es el momento de coger y afilar el cuchillo para… ¡empezar a tallar tu calabaza! 

El consejo de Nuhmen 

Este es un batido cargado de sabores, por lo que si no te gustan demasiado las especias, reduce la cantidad a media cucharadita, e incluso puedes prescindir del agua de coco y utilizar agua normal para destacar el sabor de la calabaza. Si quieres que el batido sea espumoso y esté bien mezclado en el momento de consumir, pásalo por la batidora unos minutos antes de servirlo. 


Albóndigas de seitán con salsa de calabaza
Receta de Haku Kogarashi 

¿Has vaciado 30 calabazas para decorar la casa y no sabes qué hacer con el relleno? ¿Estás cansado de comer crema de calabaza en esta época del año para aprovechar los restos? No te preocupes, la solución está en las albóndigas de seitán con salsa de calabaza, una receta vegana que conquistará los paladares de los comensales que asistan a tu ritual, ya sean de este mundo o de otros. 


Ingredientes 

Para la salsa 
Una pastilla de caldo de verduras 
360 gramos de calabaza 
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra 
30 gramos de margarina 
30 gramos de pimiento amarillo 
1 diente de ajo pequeño prensado 
50 ml de leche de soja 
10-15 g de maicena 
Una pizca de canela 
Media cucharada de curry y pimienta negra 

Para las albóndigas de seitán 
1 bolsa de gluten de 500g (en herboristerias se puede comprar) 
500 ml de salsa de soja 
2 o 3 pastillas de caldo vegetal (una por cada medio litro de agua) 
Tiras de alga konbu 
Mezcla de especias: curry, pimienta negra, ajo en polvo y cebolla en polvo 
Sal 

Preparación 

Empieza preparando la salsa de calabaza. Elabora el caldo de verduras según el procedimiento habitual y déjalo apartado para utilizarlo más adelante. A continuación, coge los restos de calabaza y córtalos en pequeños dados. Si procede de restos de una calabaza vaciada y están muy destrozados, desmenúzalos bien, tampoco pasa nada. 

Una vez hecho esto, calienta el aceite y dos tercios de la margarina en una cazuela. Cuando esté caliente, añade la calabaza, tapa la cazuela y cocina a fuego medio durante unos 9 minutos, removiendo de vez en cuando hasta que la calabaza esté tierna. Ahora, añade el pimiento picado y el ajo prensado. Remueve bien la mezcla y déjala en el fuego unos tres minutos más. Vierte el caldo de verdura que preparaste anteriormente y deja cocer durante diez minutos. Tritura la mezcla con la ayuda de una batidora hasta que quede sin grumos y vuélvela a echar a la cazuela pasándola por un colador para que quede lo más fina posible. 

Pon de nuevo la salsa en el fuego y añade la leche de soja, la maicena y el 1/3 de la mantequilla restante. Una vez que esté bien caliente, bate la salsa hasta que todo quede bien mezclado. No tiene que espesar mucho, sino quedar más bien semilíquida. Para terminar, añadimos las especias, la canela y ya tenemos la salsa hecha. 

Para hacer las albóndigas hay que preparar el seitán. Vierte el contenido de la bolsa de gluten en un recipiente grande y añade una cucharadita pequeña de sal. A continuación, condimenta la mezcla con una cucharada de curry, una de pimienta negra, una de ajo en polvo, otra de cebolla en polvo, una de pimentón dulce y un chorro de salsa de soja y mézclalo bien todo. Al mismo tiempo, calienta en una cacerola grande el agua con la salsa de soja, las dos pastillas de caldo vegetal y una o dos tiras de alga konbu. 

Amasa el gluten con agua hasta obtener una textura adecuada para hacer las albóndigas y, una vez hecho esto, ve haciendo bolitas con toda la masa. Finalmente, cuece las albóndigas a fuego medio durante 40-50 minutos en el agua que pusiste a calentar previamente con todos los ingredientes. 

Para terminar, retira las albóndigas de la cacerola. Puedes freírlas o hacerlas a la plancha, según tu preferencia. Una vez terminadas, añade la salsa de calabaza e incluso puedes acompañar este plato con unas patatas fritas. 

El consejo de Haku 

Si no vamos a consumir las albóndigas inmediatamente, es altamente recomendable guardarlas en congelador con un poco de caldo tras la cocción, ya que el seitán se estropea muy rápidamente en la nevera. El seitán puede comprarse también preparado y, en caso de no querer utilizar este ingrediente, también podemos hacer las albóndigas con soja texturizada. 

Por otro lado, puedes añadir una pequeña pasa o dátil en el interior de cada albóndiga para alegorizar el envejecimiento del Dios, ya que son frutos arrugados que nos recuerdan el paso del tiempo y el recorrido que éste hace a lo largo de la Rueda del Año. Espero que disfrutes haciendo la receta y… ¡feliz Samhain! 


Carne de los días aciagos
Receta de Yaxley Black 


La celebración de Samhain se celebra en momentos de frío y oscuridad, las energías cambian y a veces no estamos del todo preparados, por lo que esta receta utiliza ingredientes muy apropiados para la ocasión: pimienta para los exorcismos, cebolla para absorber las energías no deseadas, sal para protegernos de los malos espíritus, limón para limpiar energéticamente y una pizca de azúcar para superar lo amargo de la despedidas en los momentos de duelo. ¿Qué mejor forma de prepararnos para la fase oscura del año que con un buen guiso? 

Ingredientes 

Para la carne 
500 g de tocino picado 
1 kg de carne de vacuno picada 
6 tomates verdes 
1 chile serrano (si no te gusta el picante quita las semillas) 
1 ramo pequeño de cilantro limpio y desinfectado 
1 manojos de cebollas de Cambray sin la parte de arriba y algo del tallo 
2 dientes de ajo pelados y partidos por mitad 
500g de frijoles cocidos 
Una cucharadita de azúcar 
Sazonador de pollo 
Sal y pimienta al gusto 
Agua 

Para el acompañamiento 
Aguacate al gusto 
Medio manojo de rábanos 
Cilantro y cebolla picada 
Tortillas de maíz calientes 
Limón 

Preparación 

En una sartén bien caliente, frie el tocino hasta que este crujiente. Una vez listo, retíralo del fuego y apártalo para utilizarlo después. Mientras tanto, puedes ponerlo en un papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. 

Vierte en una olla profunda la grasa de la sartén (la misma grasa del tocino) y cocina la carne a fuego medio para que la carne suelte su jugo, sazonando con sal (ve con cuidado, ya que el tocino es salado) y pimienta. 

Pon a cocer aparte los tomates y el chile serrano, asa el ajo y la cebolla. Una vez cocidos los tomates, usa una batidora para triturarlos con el agua donde se cocieron junto con la mitad del cilantro picado, el azúcar, los ajos y la cebolla. Cuela la mezcla y añádela a la olla, agregando los cubitos sazonadores y un poco más de agua hasta cubrir la carne. 

Añade de seis a ocho cebollitas de Cambray olla y pon a asar el resto. Tapa la olla y déjala a fuego medio removiendo de vez en cuando hasta que la carne esté suave. Añade sal si lo consideras necesario. 

Este es un plato que ha de servirse caliente. Una vez listo todo, añade encima el tocino frito, cebolla y perejil picados, los frijoles y las cebollas cambray asadas, el aguacate y los rábanos y aliña con un poco de limón al gusto. ¡También pueden utilizarse tortillas de maíz para hacer tacos con la carne y remojarlos en la salsa! 

El consejo de Yaxley 

A la hora de licuar los tomates con el resto de ingredientes agrega trocitos de tocino y de la carne guisada para aportar una textura más suave a la salsa. 

Opción vegana: En lugar de la carne, podemos utilizar soja hidratada con comino, tomillo, clavo de olor y sal, o también podemos usar las setas como sustituto. Para aportar más sabor al cocimiento de la salsa, en lugar de agua, podemos utilizar el caldo de frijol. 

Para mí es un platillo que le encantaba a mi mamá y siempre reúne a mi familia, el truco de moler trocitos de las carnes en la salsa es de una amiga, Alessa Maclongward. 


Huesos de Ancestras 
Receta de Athe de Iberia 


No hay mejor fecha que Samhain para recordar a las personas que ya no están con nosotros. Si quieres honrar tu linaje femenino en una noche tan especial, los Huesos de Ancestras constituyen una estupenda ofrenda que dejar en el altar, además de un delicioso postre vegano para el banquete tras el ritual. 

Ingredientes 

Para el mazapán 
200 g de azúcar 
100 ml de agua 
150-175 g de almendra molida 
Azúcar glas 

Para la crema 
500 ml de leche vegetal de arroz o avellana 
150 g de azúcar 
60 g de mantequilla sin sal 
80 g de maicena 
Una pizca de sal 
Esencia de vainilla 
Manga pastelera 

Preparación 

Empieza preparando el mazapán. Pon el agua a calentar y, antes de que hierva, añade el azúcar y remueve hasta formar un almíbar espeso. A continuación, coloca en un bol la almendra molida, añade el almíbar forma una bola con la masa. Finalmente, deja que se enfríe. 

Para elaborar la crema, pon a calentar la leche, el azúcar y la mantequilla, mezclando bien todo. Añade una pizca de sal y la maicena, removiendo hasta que espese y sin dejar que la mezcla hierva en ningún momento. Dejaremos enfriar. 

Espolvorea una capa de azúcar glas sobre la mesa y extiende encima la masa de mazapán. Parte la masa en cuadrados y enróllalos haciendo pequeños cilindros de 1 centímetro de largo y deja que se endurezcan. Para terminar, coloca la crema en una manga pastelera y rellena el mazapán. 

Espolvorea más azúcar glas y ya estarán listos para comer. 

El consejo de Athe 

Para la crema suelo utilizar leche de arroz, ya que es una leche bastante neutra de sabor y le da un toque bueno. Si no queremos utilizar azúcar blanco, podemos sustituirlo por azucar moreno o panela, pero hay que tener en cuenta que estas endulzan menos, por lo que tendremos que añadir más cantidad. Yo suelo utilizar azúcar moreno, por lo que aumento la cantidad a 30 g más. 

Con el mazapan, podemos hacer el típico rollito relleno o podemos darle la forma que queramos. ¿Qué tal sombreros de bruja rellenos de crema? Incluso podemos añadirle colorante alimenticio y darle color a nuestra masa de mazapán. ¡A comer! 


Pan de Muerto tradicional 
Receta de Christian Ortiz


Esta es una maravillosa receta de tradición Mexicana que puede ser integrada a nuestro banquete Samhain desde la interculturalidad. Con ella aprenderemos a preparar el tradicional pan de muerto, que resulta delicioso y está lleno de magia. Simboliza el contacto nutrimental con los ancestros y nuestros seres queridos que están del otro lado del velo, por lo que resulta una comida más que adecuada para incorporar a nuestra mesa.

Ingredientes

1 cucharadita de levadura
4 tazas de harina
1/4 de taza de agua tibia
7 huevos
1 cucharadita de sal
1/2 taza de azúcar
125 gramos de mantequilla
Azúcar al gusto para espolvorear

Preparación

Comienza precalentando el horno a 180ºC. Mezcla la levadura con agua y una cucharadita de azúcar, removiendo bien para asegurarte de que no se hagan grumos.

En un recipiente aparte, mezcla la harina, la sal, seis huevos y la mantequilla derretida junto con la mezcla de levadura y azúcar. Amasa la mezcla hasta formar una masa pegajosa y de un color amarillo brillante. A continuación, déjala reposar tapada con una gasa o bolsa hasta que duplique su volumen, lo cual puede tardar 1 o 2 horas, según el clima.

Separa un tercio de la masa para hacer los huesitos y, con lo que queda de la masa, elabora una bola grande. Con la masa que separaste, dale forma a las huesos y crea una bolita pequeña. Para hacer los huesitos (generalmente 4), que representan las extremidades y los cuatro puntos cardinales, se pueden hacer a modo de una tira larga que en el centro es más delgada, de esa forma al hornearse queda la forma de hueso. Agrega todo a la bola grande de masa.

Barniza el pan con el huevo y mételo en el horno durante por 40 minutos, según el tipo de horno. Una vez listo, saca el pan y espolvorea con azúcar.

Finalmente, vuelve a meterlo en el horno 10 minutos más para terminar de cocerlo. Sácalo y listo para servir.

El consejo de Christian

En lo personal recomiendo hacer la bolita que representa la cabeza o cráneo de manera rustica y sin decoración ya que, aunque actualmente le agregan ojitos o detalles para que se vean más vistosos, creo que una de las características más lindas del pan de muerto es su esencia rustica y primitiva.

Puedes encontrar más información sobre el día de los muertos en este vídeo y puedes encontrar más información sobre la actividad de Christian Ortiz en su blog.


Tumbas esponjosas de chocolate 
Receta de Nuhmen Delos 


Este brownie lleno de chocolate por todos lados hará las delicias de los vivos y no-tan-vivos. En una fecha en la que los muertos salen de sus tumbas para regresar a nuestro mundo por unas horas, según algunas leyendas, ¿por qué no utilizar una cucharilla para cavar nuestra propia tumba en un reconfortante lecho de brownie? 

Ingredientes y materiales necesarios 

100 g de azúcar 
125 g de chocolate 
125 g de mantequilla 
70 g de harina 
50 ml de leche 
3 huevos 
Galletas cuadradas 
Medio sobre de levadura 
1 cucharada de cacao en polvo 
Crema de cacao al gusto 
Azúcar glass 
Colorante alimentario de cojo rojo 
Tazas pequeñas 
Vasos algo más anchos que las tazas 

Preparación 

Decora las galletas con un poco de chocolate fundido como si fuesen lápidas y déjalas enfriar. A continuación, trocea el chocolate y la mantequilla y fúndelos en el microondas, removiendo cada 30 segundos para evitar que se queme la mezcla. Mientras, mezcla en un cuenco aparte los huevos y el azúcar con la ayuda de una batidora de varillas y después añade el chocolate fundido. 

Una vez hecho esto, ve añadiendo poco a poco la harina, la levadura y el cacao en polvo hasta tener una mezcla homogénea, momento en el que debes añadir la leche y mezclarlo todo muy bien hasta obtener una masa de textura suave y sin grumos. 

Unta las tazas con mantequilla y llénalas a la mitad con la mezcla que has realizado. Mételas en el microondas entre tres y cinco minutos, hasta que el brownie suba y tenga un aspecto esponjoso. Saca las tazas y déjalas enfriar. 

Desmolda los brownies y realiza un corte en la parte superior para encajar las galletas decoradas. Finalmente, coloca los brownies en unos vasos bajos de cuello ancho. 

El consejo de Nuhmen 

Unos minutos antes de servir el postre, funde en el microondas la crema de cacao. Saca el brownie del vaso, vierte un poco de crema de cacao fundida en el fondo del mismo y vuelve a colocar el brownie. Espolvorea un poco de azúcar glas sobre el conjunto y añade algunas gotas de colorante alimentario rojo para darle un aspecto tétrico.

Sombreros de Bruja
Receta de Laura González


Las brujas forman parte de la simbología tradicional de las fiestas de Halloween y Samhain, siendo sus sombreros el elemento más característico de sus vestimentas. ¿Qué tal si ofrecemos en nuestra celebración unos Sombreros de Bruja comestibles? Esta es una receta muy sencilla de hacer en la que podrán participar incluso los más pequeños de la familia.

Ingredientes

2 cajas de Fudge Stripes Cookies o similares.
Glaseado/betún de colores en la cantidad que desees.
1 bolsa de Hershey's Kisses chocolate de leche

Preparación

Las Fudge Stripes Cookies son galletas circulares con un agujero en el centro que están cubiertas de chocolate por una de sus caras. Para comenzar a hacer los sombreros, coloca la galleta con la capa de chocolate hacia arriba y dibuja un pequeño círculo en centro con el glaseado/betún de colores, creando así el listón del sombrero. No uses mucho betún, ¡no es necesario!

Ahora toma un Hershey Kiss, quítale el envoltorio y colócalo presionando encima de la galleta para formar la copa del sombrero. Deja secar durante unos 10 minutos o hasta que el glaseado/betún ya no este húmedo.

Puedes añadir otros elementos comestibles a modo de decoración si así lo deseas y… ¡sombreros listos para comer!

El consejo de Laura

Es rarísimo que yo me meta a la cocina pero cuando lo hago, siempre viene siendo exclusivamente con una intención mágica y en este caso de Samhain, ¡no puede ser la excepción! La receta que comparto no es en sí una receta pero resulta una excelente actividad para compartir con los compañeros de coven, grupo de estudio o asistentes al ritual de Samhain… ¡o para que las prepares tú y las compartas observando las sonrisas de asombro de los asistentes!

Puedes encontrar más información sobre Laura González en su página web.


Desde aquí quiero agradecer enormemente a Athe de Iberia, Christian Ortiz, Haku Kogarashi, Laura González, Heru Palas y Yaxley Black su colaboración y buena disposición al compartir sus recetas para este artículo. Sin vuestra generosidad, esto no hubiese sido posible.

Nuhmen Delos ~